Televisores baratos por suscripción… ¿Te lo has planteado alguna vez? Si necesitas una tele, ya sea para siempre, para unos meses en la casa del pueblo, para tenerla en la habitación o para lo que tú quieras, tienes dos opciones si no quieres gastar mucho dinero: o compras una tele de poca calidad o te suscribes a una que realmente valga la pena.

¿Comprar la tele barata o suscribirte a un televisor que sea mejor?

Si consideramos la parte económica, generalmente la suscripción o el “pago por uso” te va a permitir un ahorro considerable, a no ser que quieras mantener el mismo aparato durante varios años, en cuyo caso sí habría que hacer un desembolso importante para tener un equipo de cierta calidad.

Si en este momento quieres comprar una tele barata y no contemplas hacer ese gasto, en España ya es posible acceder al modelo de suscripción. Esta fórmula, habitual en Estados Unidos y en el entorno empresarial, es similar al alquiler y consiste en contratar la suscripción de un modelo de televisor (o de nevera, auriculares, mesa, moto, cochecito de bebé…) por el tiempo que queramos. Es lo que también se conoce como “pago por uso” o “pay per use”.

Si solo vas a necesitar la tele por unos meses, si pensabas en alquilar un televisor para eventos o si te niegas a gastar dinero en un aparato que se quedará obsoleto en poco tiempo, también puedes tenerlo pagando una cuota al mes. El precio de las suscripciones variará según el producto, aunque es posible tener un buen televisor a partir de poco más de 20 euros al mes. Lo que te decíamos: televisores baratos por suscripción.

¿Compensa económicamente el modelo de suscripción?

Depende de tus necesidades, pero en muchos casos así es. Hay que considerar las siguientes ventajas:

  • No hay que hacer un gran desembolso ya que solo hay que pagar la cuota de cada mes.
  • Tú decides el tiempo que quieres mantener el producto a la hora de hacer la suscripción.
  • No te tienes que preocupar en caso de avería o mal funcionamiento.
  • Te lo traen a casa y lo recogen cada vez que activas o desactivas la suscripción.
  • Te facilita cambiar de modelo o tamaño al finalizar la suscripción y ver el que más te convence.

Reúsa y ayuda al planeta

Mención aparte merece el tema de la sostenibilidad. Como habrás deducido, el pago por uso fomenta un sistema basado en la reutilización y la reducción de residuos sólidos. ¿Sabes lo que contamina un televisor?

En 2015 ya se vendían 220 millones de televisiones al año en el mundo, y un estudio de WWF calcula que en 2035 se triplicarán las emisiones de CO2 producidas por los equipos electrónicos. Todo esto hace más y más grande la huella ecológica que dejamos, tanto con la fabricación de los aparatos, como por la generación de residuos electrónicos: más de 50 millones de toneladas de las que apenas se recicla un 13%.

Afortunadamente, cada vez existe más conciencia social sobre la necesidad imperiosa de reducir el impacto ambiental, y el mismo estudio propone la implantación de un nuevo modelo de economía acceso en el que se reduzcan, reúsen y reciclen los residuos. ¿Te suena? El pago por uso, la suscripción y la economía de acceso, tres conceptos que cuidan de tu bolsillo y de nuestro planeta.

Author