EL CLIENTE Y EL RETO

La cervecera Damm, fundada en 1876 en Barcelona, comercializa una treintena de cervezas en 133 países. La empresa, con una marcada vocación ambiental, apuesta “por un modelo circular basado en la recuperación de recursos y el uso de materiales sostenibles”.
Aprovechando la fidelidad y recurrencia de sus clientes, Damm ya ofrecía sus cervezas mediante suscripción, y apreciaba el apoyo de una plataforma especializada en este modelo de consumo donde ofrecer sus productos a este tipo de comprador recurrente.

LA SOLUCIÓN Y LOS BENEFICIOS

Damm ha encontrado en Simplr un aliado estratégico donde poder testear un DTC (Direct To Consumer) mediante una suscripción asociada a momentos de ocio y entretenimiento que combine, por ejemplo, la activación de Estrella Damm y Netflix. Mediante su integración en la plataforma de Simplr, Damm ha podido efectuar esta prueba y acceder a un público interesado en combinar las suscripciones de sus marcas favoritas.

DAMM EN EL PRESENTE


En la actualidad Damm se beneficia de las sinergias generadas entre los diferentes proveedores. Gracias a la plataforma multivertical, se puede incrementar el valor compartido y ofrecer al cliente un producto combinable. La pluralidad de productos y servicios que se ofrecen permiten que el cliente configure su propio pack de suscripciones y complemente su suscripción a cerveza con, por ejemplo, una suscripción de agua o de fruta.
Además, este modelo de negocio le permite tener un mayor conocimiento de los clientes, lo que se traduce en una mayor fidelización y más eficacia a la hora de investigar y desarrollar nuevos productos.

Author